La escultura de mármol fue encargada por el Cardenal Giulio Spinola en 1672 para la Catedral di Nepi, con el fin de promover su culto.
La obra, que representa a San Romano acostado con Santa Savinilla en el acto de cubrirlo con el velo sepulcral, fue esculpida por Ercole Ferrata, alumno de Bernini, y colocada por primera vez sobre la urna que contiene las reliquias del Santo en 1680.
da http://www.bibliotecaviterbo.it/biblioteca-e-societa/1999_1-2/Inserto.pdf