Tomaso Spinola nació en Génova en 1557, hijo de Antonio Spinola, de la rama de los Luccoli, y de Faustina Doria. Pertenecía a la rama de la familia Spinola que descendía del famoso Gherardo Spinola, Señor de Lucca y Tortona. Fue el 90º Doge de la Repubblica di Genova entre 1613 y 1615.
Se casó con Delia Spinola, hija del Magnífico Giuliano, que le hizo padre de trece hijos, ocho varones y cinco mujeres, tres de las cuales se hicieron monjas, mientras que Francesco Maria se hizo teólogo y fue Obispo de Savona. Los demás continuaron el linaje noble. Las crónicas lo recuerdan como una persona especialmente dedicada a su familia, de hecho, durante la peste de 1579 y 80, decidió alejar a sus seres queridos de los focos de la ciudad, refugiándose en la Villa di Castagna, propiedad de su pariente Oberto Spinola, para escapar de la enfermedad y ofrecerles protección.
En 1577, con sólo veinte años, ya era Capitano di Galere, pero pasaron muchos años antes de que estuviera al servicio de la República. En 1596 y 97 tuvo su primer encargo como Governatore a Savona; de vuelta a Génova, fue Magistrato degli Straordinari y, dos años después, Magistrato dell’Abbondanza, en el mismo año fue Sindacatore dell’Oltregiogo. En 1600 fue Commissario di Savona, al año siguiente, Sindacatore della Riviera di Ponente y en 1604, Capitano a Chiavari. En 1605 fue nombrado Senatore e Procuratore della Repubblica. En 1609 fue Magistrato della Misericordia, al año siguiente, Capitano della Polcevera y Commissario contra los bandidos por el mismo Valle. Siguió siendo Governatore della Repubblica hasta su nombramiento como Doge.
El 21 de abril de 1613 ascendió al dogato, el cuadragésimo quinto en la sucesión de dos años y el septuagésimo noveno en la historia de la República, tras la administración anterior de Alessandro Giustiniani-Longo. Su mandato terminó el 21 de abril de 1615 y le sucedió Bernardo Clavarezza. Su elección fue controvertida porque consiguió ganar el cargo con una diferencia de sólo seis votos frente a su rival Ambrogio Doria. Por tanto, tuvo el mérito de haber moderado la influencia y la injerencia autoritaria de Principi Doria en la Res Publica.
Sus dos años fueron afortunadamente pacíficos, pero estuvieron marcados por una catástrofe natural, la tormenta del 11 de noviembre de 1614, que dañó gravemente el puerto. El Doge dio inmediatamente un mandato al Conservatori del Mare para que llevara a cabo los trabajos de restauración necesarios en los muelles y las dársenas.
Al final del mandato del doge, tuvo otros encargos de la República y finalmente se le concedió el cargo de Procuratore Perpetuo.
Murió en 1631 y fue sepultado en su Cappella nella Chiesa di Santa Caterinade Génova.

La antigua Savona. Immagina tratta da http://xoomer.virgilio.it/veruska.77/savonaarte.htm